jueves, 14 de marzo de 2013

Emily Brontë: un reclamo fallido

Henri Martin. The Married Couple Study for Reapers (1902-1903).

   —Mira ese calendario que hay en la pared repuso él señalando uno que estaba colgando junto a la ventana. Las cruces marcan las tardes que has pasado con Linton; los puntos, las que hemos pasado juntos tú y yo. He marcado pacientemente todos los días. ¿Los ves?
   —¡Vaya una bobada! —repuso despectivamente Catalina—. ¿A qué viene eso?
   —A que te des cuenta de que reparo en ello —contestó Heathcliff.
   —¿Y por qué he de estar siempre contigo? —replicó ella, cada vez más irritada—. ¿Para qué me sirve? ¿De qué me hablas tú? Lo que haces para distraerme, un niño de pecho lo haría; y lo que dices, lo diría un mudo.
   —Antes no me decías eso, Catalina —repuso Heathcliff, muy agitado—. No me indicabas que te aburriera mi compañía.
   —¡Vaya una compañía la de una persona que no sabe nada ni dice nada! —argumentó la joven.

Emily Brontë. Cumbres borrascosas (1847).

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es un libro al que uno puede volver cada cierto tiempo.

      Eliminar
  2. Es la típica defensa del orgullo herido, cuando te dicen algo que es verdad y que no quieres aceptar.

    Me gustó mucho la entrada. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. Y sin duda Heathcliff es un buen ejemplo de ese orgullo herido. Quizás fue herido en demasía.

      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Supongo que es duro oír que en realidad todo se acaba. Me gusta esta frase: "Lo que haces para distraerme, un niño de pecho lo haría; y lo que dices, lo diría un mudo"
    El aburrimiento es de las peores cosas que puede pasar entre dos personas, ya sean pareja o amigos. Cuando uno de los dos se aburre y no hace nada por remediarlo, al final la amistad o la pareja se rompe. Todo se vuelve rutinario, pesado, y terminas buscando a otro/a que te aporte más.
    Me ha gustado mucho el fragmento.

    La pintura también me gusta, el gesto del hombre parece de amor y la expresión de ella de dolor.


    Un beso =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la pintura la escogí precisamente por ese detalle que mencionas. Me alegro que lo notaras. Un beso.

      Eliminar
  4. Ay los reproches... Me gusta mucho este fragmento, deja entrever muy bien por qué derroteros seguirá la historia... Y como creo que ya dije, es muy actual la escena, demasiado, quizá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez sea una de las escenas más frecuentes de los seres humanos. En algunas ocasiones parece que el comportamiento de los hombres y mujeres es demasiado previsible.

      Eliminar
  5. Me gusta tu blog, es original y te hace recordar obras que ya leiste hace tiempo e incluso te hace pensar en volver a leerlas de nuevo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Me alegra que encuentres interesante el blog.

      Saludos.

      Eliminar